Quito, sede de la música esmeraldeña

Quito –

La razón por la que nace el Festival Internacional de Música de Esmeraldas (FIME), es muy simple, “es que siempre hemos querido darles la oportunidad a chicos jóvenes de nuestros países, como las que tuvimos nosotros en el exterior, entonces, de ahí sale la idea de traer a los más grandes profesores reconocidos de todo el mundo, abrir las puertas a chicos de todo Sudamérica a unirse a trabajar con estos profesores”, explica Francisco Vila, violonchelista ecuatoriano y organizador de la cita musical.

En esta cuarta ocasión del festival en Quito, había la idea de llevar parte de este a Esmeraldas, pero el patrocinio de empresas, a última hora falló y no se logró. “Este es un proyecto que nació para la gente esmeraldeña con la finalidad de beneficiar a personas de escasos recursos que no tienen oportunidad para ir a conciertos en la Casa de la Música”, indica. En consecuencia, Vila señala que organizan grupos de músicos, un cuarteto de cuerdas por ejemplo, y visitan hospitales, escuelas de niños de zonas de escasos recursos para darles la posibilidad de escuchar y al mismo tiempo invitan a sus conciertos principales, en este caso, el primero será hoy, a las 19:30, con la orquesta sinfónica del festival. Disponen de 350 entradas gratuitas para estas personas y 350 con un costo de $ 10 para adultos y $ 5 los niños. El objetivo del FIME es promover la enseñanza y el desarrollo musical y lo hace a través de una plataforma que permite a los jóvenes de Sudamérica, de entre 17 y 30 años, aplicar con un video. Este año se presentaron 200 audiciones y se seleccionaron 65 de diferentes nacionalidades.

Según Vila, los músicos que vienen al festival son estrellas dentro del mundo de la música clásica, “tenemos dos ganadores de premios Grammy que vienen por primera vez a Ecuador: el director Hans Graf, de Austria, que dirigirá la orquesta y el chelista Gary Hoffman, quien fue su profesor.

Leave A Comment